Hola, mi nombre es África y mi oreja está marcada.

África

NO es un gato callejero. Pertenece a una colonia felina en la que se aplicó el proyecto C.E.S.Ahora es un una gata doméstica y sociable. Está lista para vivir en un hogar con una familia.

Os preguntaréis cuál es el motivo por el que un pedacito de su oreja ha sido marcada. Existe un proyecto que se llama C.E.S (captura-esterilización-suelta) Existen colonias felinas en las que actuamos, donde ha habido abandono de algún gato casero y están ahí en las colonias tratando de sobrevivir. Las capturas normalmente se realizan con jaula trampa y nos es casi imposible detectar el carácter del gato durante la captura, por lo que damos por hecho que es gato feral. Una vez en el veterinario se les marca la oreja. A veces es durante el postoperatorio, cuando descubrimos la realidad de algunos gatos; descubrimos que se trata de un gato casero. Durante los días después a la esterilización y soltar, cuando revisamos las colonias y hacemos el seguimiento de las esterilizaciones, vemos que el felino viene en nuestra búsqueda y pide acercamiento. Ahí es cuando hacemos el rescate y en este caso nuestro amigo gato, al cual tutelaremos y buscaremos adopción, ya tiene oreja marcada.

"Somos varios que tenemos una oreja marcada. Esperamos cada día con mucha ilusión ver llegar nuestra adopción pero hemos oído el rumor de que la mayoría de los humanos que adoptan gatos nos quieren guapos y perfectos. Por lo general a los adoptantes nos les gustan los gatos mayores, ni los positivos, ni los de pelo oscuro ni los de oreja marcada… Estos son los rumores que llevamos tiempo escuchando.

Y entonces ahora ¿Qué va a pasar con nosotros? ¿Acaso esta pequeña marca nos va a condenar a no encontrar familia?

Somos unos gatos espectaculares, extraordinarios, guapos y con muchas ganas de vivir una vida a tope junto a una familia buenísima. Y nosotros creemos que una oreja un poco cortada tiene, como el resto de las cosas de la vida, el valor que tú le quieras dar."